Chicos de primaria, ¡tenemos un desafío para ustedes! Este año incorporamos esta nueva categoría que se llama “pieza gráfica” o “cartel publicitario” porque queremos que su imaginación vuele muy alto. Para ello, les vamos a dar algunos consejos que pueden ser de mucha ayuda a la hora de pensar en la publicidad que tienen hacer.

  • Pensar el mensaje

Lo primero (y más importante) es que tengan en claro qué quieren decirle a su público. Recuerden que hay que convencer a todos de consumir frutas, entonces comiencen por pensar en qué quieren contarle a su público.

  • Elegir el soporte

Una vez que tengamos en claro nuestro mensaje publicitario, debemos pensar cuál es el soporte más adecuado para transmitirlo. La condición para su categoría es que utilicen como base una pieza unidimensional que pueda ser fotografiada, ¡lo cual les ofrece muchas posibilidades!

Pueden elaborar su trabajo en el medio que quieran: hojas, afiches, cartón, chapa, pared, ¡hasta en el piso!

  • Añadir recursos

Recuerden que la técnica para realizar el trabajo es libre. Pueden dibujar y pintar con muchos colores, y por qué no, con distintos elementos: temperas, fibras, crayones. ¡Todo vale! También pueden añadir algunos recortes o materiales que encuentren atractivos, a modo de collage. Las palabras también son importantes, pueden incorporar rimas, slogans divertidos o juegos de palabras. No se olviden que la combinación de recursos será evaluada positivamente por los jurados. ¡Y por el público!

¡Importante!

Sean originales: Recuerden que nuestra pieza publicitaria debe contar porqué está bueno comer frutas frescas en los recreos. Sí, sabemos que son saludables y le hacen bien a nuestro cuerpo. Pero, ¿cómo convencer al resto? ¿cómo contarlo de manera original? ¡Hay que llamar la atención de todos/as!

Creen mensajes simples: Un mensaje “simple” no es necesariamente un mensaje “fácil”. Recuerden que es conveniente trabajar con tiempo en el aula para que después nuestra idea sea precisa y exprese con claridad lo que quisimos decir. Para ello les proponemos que se hagan algunas preguntas: ¿De qué nos gustaría hablar? ¿En qué me quiero centrar?

Menos es más: Los ‘afiches publicitarios’ se colocan en lugares de circulación permanente, “de paso”. Por eso es importante que atrapemos la atención de los demás con mensajes directos. A veces, menos información nos permite leer mejor el contenido.

Escriban grande: Tengan en cuenta que la letra siempre debe ser grande y clara. Recuerden que las publicidades son llamativas, ¡las letras chiquitas nos aburren!

Enfóquense en la imagen: Tenemos que lograr que nuestros afiches sean atractivos. Les sugerimos tener presente la combinación de elementos como el color, las texturas y la proporción (es decir, que haya equilibrio entre la imagen, la letra y los espacios en blanco).

Sobre el autor