Los alimentos de estación son aquellos que nos ofrece el campo y/o huerto y que no han sido forzados o traídos de lejos para que lleguen a nuestra mesa fuera de su temporada natural.

¿Por qué elegir frutas y verduras de estación?

  • Porque tienen frescura garantizada, ya que las consumimos en su época de recolección sin haber sido conservadas por largos períodos de tiempo en cámaras frigoríficas.
  • Porque están en su mejor momento y esto se refleja en su sabor y nutrientes. También influye que sea recogido antes de tiempo, el grado de madurez influye en la cantidad de azúcares y en buena parte de su contenido vitamínico y mineral.
  • Porque nos estimula a cocinar en casa, nos recuerda nuestra infancia y conecta con esas recetas tradicionales y caseras de nuestros antepasados que se basaban en productos locales y de temporada.
  • Porque los alimentos de estación suelen ser los más económicos. Al respetar su ciclo de producción, en el período concreto del año en que se desarrollan, estos productos aumentan su disponibilidad en el mercado. Por ende, aumenta la oferta, disminuye el precio.

Los alimentos propios de cada estación, nos ayudan a que logremos una alimentación más variada y nutritiva, aportando sabor, aroma, textura, tradición y ayudando a la economía del hogar.

A continuación, les dejamos una guía de disponibilidad de frutas y verduras según cada estación del año:

  • OTOÑO

Frutas: limón, mandarina, manzana, naranja, pomelo, pera y kiwi.

Verduras: acelga, berenjena, brócoli, calabaza, cebolla, espinaca, lechuga, repollo y zapallo.

  • INVIERNO

Frutas: limón, mandarina, naranja y pomelo.

Verduras: acelga, brócoli, espinaca, lechuga, papa, repollo, ajo, arvejas, radicheta y puerro.

  • PRIMAVERA

Frutas: ananá, banana, frutilla y manzana.

Verduras: acelga, alcaucil, coliflor, espinaca, radicheta, remolacha, repollo y zapallito verde.

  • VERANO

Frutas: ananá, cereza, ciruela, damasco, durazno, melón, sandía, uvas, pelón e higos.

Verduras: berenjena, calabaza, pimiento o morrón, pepino, tomate, zapallito verde y zapallo.

Por último, hay verduras que todo el año están disponibles en igual calidad. Estas son: acelga, espinaca, lechuga, rabanitos, remolacha, rúcula y zanahoria.

 

*Artículo realizado por la Asignatura Alimentación Institucional, Escuela de Nutrición, FCM, Universidad Nacional de Córdoba (UNC)

Sobre el autor