Para entender que queremos decir con alimentación saludable, es importante primero definir este concepto. Podemos afirmar que es aquella que aporta todos los nutrientes esenciales y la energía que cada persona necesita para crecer y mantenerse sana.

Esto es relevante, ya que todo aquel que puede realizar una Alimentación Saludable tiene ventajas dado que le posibilitaría:

  • Desarrollarse plenamente
  • Vivir con salud
  • Aprender y trabajar mejor
  • Protegerse de enfermedades

Pero también hay que reconocer que llevar una Alimentación Saludable, no solo depende del consumo de alimentos. Este proceso está influenciado además por cuestiones de índole emocional, socio-cultural, económica y político.

Por lo tanto al relacionar la alimentación con salud, debemos pensar en un fenómeno complejo, donde la alimentación cumple una función preponderante en la vida diaria.

  • nos brinda la energía y los nutrientes que nuestro cuerpo necesita para desarrollar las actividades diarias,
  • constituye un vehículo privilegiado de socialización en la crianza de niños y niñas (enseñanza de horarios, rutinas, normas y valores de convivencia),
  • es una forma de expresar sociabilidad y mantener vivos‖ los lazos entre personas y grupos sociales,
  • nos brinda un sentido de pertenencia e identidad.

Todas estas funciones se relacionan con la salud desde un enfoque integrador y procesual. Ahora bien,  podemos pensar  que una alimentación para ser considerada saludable es fundamental que sea:

COMPLETA Y VARIADA, apunta a que a lo largo del día estén presentes los 5 principales grupos de alimentos

ADECUADA al momento biológico y a la actividad física que se realiza, dado que los requerimientos nutricionales son diferentes de acuerdo a estos factores.

INOCUA, se refiere a que los alimentos no estén contaminados ni en mal estado y, por ende, no nos enfermen;

PLACENTERA, apunta a tomar en cuenta que, en gran medida,   aprendemos a gustar de alimentos que asociamos con situaciones agradables.

SENTIDO DE PERTENENCIA., se refiere a que a través de los alimentos y de lo que comemos,  nos identificamos con un grupo social.

Una Alimentación Saludable es una alimentación nutricionalmente suficiente, adecuada y completa; compuesta por una gran variedad de alimentos, incluida el agua segura (que no causa daño a la salud ni al ambiente) nos permite que nuestro cuerpo funcione de tal manera que cubra nuestras necesidades biológicas básicas y  previene o reduce el riesgo de padecer enfermedades La variedad de alimentos incluida en nuestra alimentación diaria nos posibilitará aportar los nutrientes recomendados como los carbohidratos, grasas, proteínas, vitaminas y minerales que el cuerpo necesita para poder realizar las diferentes actividades: trabajar, estudiar, hacer ejercicio e incluso fortalecernos ante las enfermedades, etc.

El cuerpo utiliza como fuente principal de energía a los hidratos de carbono  en segundo lugar utiliza las grasas como combustible de reserva. Las proteínas, en cambio, tienen como función prioritaria la formación de tejidos. Comparándolo con el funcionamiento de una casa, se podría decir que la estructura, los ladrillos, son las proteínas y que el combustible o leña que arde en el hogar para calefaccionar la casa son los hidratos de carbono y grasas. Por otro lado, las vitaminas y los minerales no aportan energía pero son necesarios para que el resto de los nutrientes puedan cumplir con sus funciones. Es por eso que se dice que las vitaminas y los minerales tienen función reguladora. Por lo tanto, una alimentación saludable, nos permite llevar una vida saludable.

 

*Artículo realizado por la Asignatura Alimentación Institucional, Escuela de Nutrición, FCM, Universidad Nacional de Córdoba (UNC)

Sobre el autor