El día viernes 15 de noviembre se realizó en las instalaciones de Tropical Argentina el tan esperado acto de premiación de Fruteá Tu Escuela 2019. Sus protagonistas fueron los equipos ganadores de las nueve escuelas elegidas en esta edición. Alrededor de cincuenta niños y adolescentes, acompañados por padres, directivos y docentes llegaron a la Ciudad de Buenos Aires para disfrutar de un día de juegos, paseos, ¡y muchas sorpresas!

Pero la aventura para los ganadores comenzó mucho antes. Algunos emprendieron el viaje el miércoles, otros el jueves, y así, desde distintos y lejanos puntos del país, los equipos fueron dándose cita en el Mercotel el día jueves por la noche. Esto fue posible gracias a la colaboración de la Corporación Mercado Central de Buenos Aires, que les regaló la estadía a los ganadores. Uno a uno los equipos fueron llegando; mientras tanto, el equipo de Fruteá Tu Escuela los esperaba con juegos, sorpresas y muchas frutas para pasar la tarde. Cada equipo fue recibido con una caja de bienvenida que contenía, entre otras cosas, gorras y remeras para que todos se lookearan al estilo Tropical Argentina.

Pero la aventura para los ganadores comenzó mucho antes. Algunos emprendieron el viaje el miércoles, otros el jueves, y así, desde distintos y lejanos puntos del país, los equipos fueron dándose cita en el Mercotel el día jueves por la noche. Esto fue posible gracias a la colaboración de la Corporación Mercado Central de Buenos Aires, que les regaló la estadía a los ganadores. Uno a uno los equipos fueron llegando; mientras tanto, el equipo de Fruteá Tu Escuela los esperaba con juegos, sorpresas y muchas frutas para pasar la tarde. Cada equipo fue recibido con una caja de bienvenida que contenía, entre otras cosas, gorras y remeras para que todos se lookearan al estilo Tropical Argentina.

Al día siguiente la jornada arrancó temprano. Llegaba la hora de recorrer el Mercado Central, ¡y la actividad frutihortícola madruga! El desayuno saludable con frutas frescas, frutos secos, yogurt, budines y jugo de naranja recargó las energías de hasta los más remolones.  Antes de partir se aprestaron en el hotel los genios de Eurínome para oficiar de guías durante la jornada. ¡Un éxito! ¡Un hermoso grupo de artistas y animadores que acompañó y asistió a nuestros estudiantes durante todo el día con mucho entusiasmo y predisposición! ¡Gracias enormes!

Al día siguiente la jornada arrancó temprano. Llegaba la hora de recorrer el Mercado Central, ¡y la actividad frutihortícola madruga! El desayuno saludable con frutas frescas, frutos secos, yogurt, budines y jugo de naranja recargó las energías de hasta los más remolones.  Antes de partir se aprestaron en el hotel los genios de Eurínome para oficiar de guías durante la jornada. ¡Un éxito! ¡Un hermoso grupo de artistas y animadores que acompañó y asistió a nuestros estudiantes durante todo el día con mucho entusiasmo y predisposición! ¡Gracias enormes!

Preparados los equipos, las actividades comenzaron en el Mercado Central de Buenos Aires, donde recorrieron los pabellones 9 y 11 acompañados de los ingenieros de la entidad, quienes les contaron acerca de su funcionamiento y tareas.  Actualmente este mercado es presidido por Belisario Álvarez de Toledo, quien nos dedicó algunas palabras sobre el acompañamiento realizado al concurso este año: “Es un orgullo que nuestra institución tenga un rol en este concurso, pero también es un orgullo que los chicos hayan podido recorrer esta potencia que es el Mercado Central de Buenos Aires, un espacio que integra un lugar preponderante en la vida de todos nosotros”.

Mientras tanto en Tropical Argentina, el acto estaba siendo preparado con ansiedad y entusiasmo. Desde temprano el equipo estuvo cuidando cada detalle para esperar a los contingentes. La familia tropical corrió de aquí para allá por todo el inmenso galpón acomodando sillas, mesas, y luces. La cocina humeaba preparando los deliciosos platos que luego se sirvieron en el almuerzo.  Se hicieron las nueve y la FM del Mercado comenzó a transmitir en vivo. Las mesas estaban repletas de jugos, aguas naturales, licuados frutales, fruta trozada y frutos secos.

¡Llegó la hora! ¡Llegaron los chicos! Los miembros de Tropical recibieron con alegría a los chicos, y los dividieron en postas para comenzar el recorrido por la empresa. Durante las distintas paradas, los alumnos pudieron conocer la historia familiar, la logística y la gestión de un equipo de trabajo que se caracteriza por su organización impecable. Conocieron cómo es el proceso de maduración de la banana más elegida por los argentinos, y visitaron las cámaras de frío y de climatización, las cuales están perfectamente equipadas y preparadas para almacenar cajas y cajas ¡repletas de mucha fruta!

¡Durante la mañana hubo de todo! Los chicos completaron su look gracias al arte de las maquilladoras que dibujaron hermosas y pequeñas frutas en los rostros de todos; picaron frutas para recargarse de energía; aprendieron y jugaron en la Estación Saludable montada por la Dirección General de Desarrollo Saludable de la Ciudad de Buenos Aires y observaron los hermosos kits escolares que luego se llevaron como parte del premio en el stand de la empresa AMOR.

Y llegó el momento. Cerca del medio día ya eran más de doscientas personas las que se habían presentado para conocer a los ganadores. Franco Sibilia tomó el micrófono y saludó a todos los presentes: “Es un placer tenerlos a todos acá. Ver sus trabajos y todo lo que lograron me llena de orgullo”. Cabe resaltar que Tropical Argentina trabaja con Fruteá Tu Escuela desde el año 2018, cuando impulsó este concurso a nivel nacional y mantuvo el compromiso a pesar de las dificultades económicas que se estaban atravesando como país. “Mantuvimos a Fruteá Tu Escuela porque la sentimos, es algo que no podemos parar. Incentivar el consumo saludable en las escuelas hace que los chicos aprendan sobre lo bueno de comer frutas”, explicó.

Franco Sibilia. Titular de Tropical Argentina.

Y llegó el momento. Cerca del medio día ya eran más de doscientas personas las que se habían presentado para conocer a los ganadores. Franco Sibilia tomó el micrófono y saludó a todos los presentes: “Es un placer tenerlos a todos acá. Ver sus trabajos y todo lo que lograron me llena de orgullo”. Cabe resaltar que Tropical Argentina trabaja con Fruteá Tu Escuela desde el año 2018, cuando impulsó este concurso a nivel nacional y mantuvo el compromiso a pesar de las dificultades económicas que se estaban atravesando como país. “Mantuvimos a Fruteá Tu Escuela porque la sentimos, es algo que no podemos parar. Incentivar el consumo saludable en las escuelas hace que los chicos aprendan sobre lo bueno de comer frutas”, explicó.

Franco Sibilia. Titular de Tropical Argentina.

Mauricio Bonino, director de Estudio Malaquita, la agencia responsable de llevar adelante la acción compartió unas palabras en el escenario: “Esta es una campaña de responsabilidad social pero también una idea que viene a transformar. Son dos los grupos de personas que hacen posible este concurso: los docentes y los alumnos. Sin ellos Fruteá Tu Escuela no es nada, ellos son los que van a generar el cambio”.

Director de Estudio Malaquita, agencia responsable de llevar adelante la acción.

Este concurso nació en el año 2017 en Córdoba. Por este entonces la acción se realizó únicamente a nivel provincial y fue posible gracias a la empresa frutihortícola Wiñay, dirigida por Marcelo Sibilia, hermano de Franco Sibilia. En esa primera edición se sumaron 100 docentes y 1000 chicos cordobeses. Un año después, en 2018, el concurso tomó dimensión nacional y fueron 1300 los docentes inscriptos. En 2019, fueron exactamente 5111 docentes en toda la Argentina que involucraron a sus comunidades educativas para transformar hábitos alimentarios. “Logramos que 50.000 chicos en todas las escuelas estén hablando de alimentación saludable“, expresó Mauricio Bonino.

Director de Estudio Malaquita, agencia responsable de llevar adelante la acción.

Este concurso nació en el año 2017 en Córdoba. Por este entonces la acción se realizó únicamente a nivel provincial y fue posible gracias a la empresa frutihortícola Wiñay, dirigida por Marcelo Sibilia, hermano de Franco Sibilia. En esa primera edición se sumaron 100 docentes y 1000 chicos cordobeses. Un año después, en 2018, el concurso tomó dimensión nacional y fueron 1300 los docentes inscriptos. En 2019, fueron exactamente 5111 docentes en toda la Argentina que involucraron a sus comunidades educativas para transformar hábitos alimentarios. “Logramos que 50.000 chicos en todas las escuelas estén hablando de alimentación saludable“, expresó Mauricio Bonino.

Pero las frutas tienen un recorrido desde Tropical hasta las escuelas, y para que lleguen en excelentes condiciones hay un grupo de personas clave de las cuales no nos podemos olvidar: los proveedores. Ellos todos los meses viajan hacia las escuelas y entregan cajas repletas de mucha fruta Tropical a los niños. Su trabajo está lleno de compromiso y dedicación, por eso les entregamos una placa en reconocimiento por su tarea en este concurso. ¡Gracias por hacer llegar la fruta a cada rincón del país!

Proveedores de frutas durante el año 2019: Gustavo Castellano (de Bananas Daira – Salta); Diego Arlettaz (de Horacio Arlettaz - Entre Ríos); Antonio Logrippo (de Quillen Berries - Tucumán); Fabian Aguilera (de Amaru Inti – Rosario); Fabián Bargaballo (de Los Juanes – Santa Fe); y Marcelo Sibilia (de Wiñay S.A - Córdoba).

El jurado también jugó un rol importante en este largo recorrido que culminó en la premiación. Entre sus miembros encontramos al Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de la Nación; al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación; al Centro de Estudios sobre Nutrición Infantil (CESNI); a la Cámara Argentina de Anunciantes (CAA); al Mercado Central de Buenos Aires; y a la Federación Nacional de Operadores de Mercados Frutihortícolas (Fenaomfra). 

Carlos Otrino, secretario de la Federación Nacional de Operadores de Mercados Frutihortícolas (FENAOMFRA).

En representación de todas las personas que formaron parte de estas instituciones y que trabajaron en la evaluación de los 5.000 trabajos, habló Carlos Otrino, secretario de Fenaomfra: “Todos los que fuimos invitados a participar vinimos a aportar desde lo que sabíamos, y a aprender a interpretar lo que querían decirnos los estudiantes con cada trabajo. Para nosotros fue una tarea muy emocionante y muy reconfortante”. Además, añadió que “es una felicidad enorme ver las gradas con tantos chicos de tantos lugares del país, pero sobre todo haber tenido la posibilidad de evaluarlos. Hubo hermosos trabajos, todos ganaron. Los que están acá y los que no están”.

Carlos Otrino, secretario de la Federación Nacional de Operadores de Mercados Frutihortícolas (FENAOMFRA).

En representación de todas las personas que formaron parte de estas instituciones y que trabajaron en la evaluación de los 5.000 trabajos, habló Carlos Otrino, secretario de Fenaomfra: “Todos los que fuimos invitados a participar vinimos a aportar desde lo que sabíamos, y a aprender a interpretar lo que querían decirnos los estudiantes con cada trabajo. Para nosotros fue una tarea muy emocionante y muy reconfortante”. Además, añadió que “es una felicidad enorme ver las gradas con tantos chicos de tantos lugares del país, pero sobre todo haber tenido la posibilidad de evaluarlos. Hubo hermosos trabajos, todos ganaron. Los que están acá y los que no están”.

Por el trabajo comprometido de cada una de las dieciocho personas que puntuaron los trabajos de los equipos, desde la organización del concurso se hizo entrega de una placa de agradecimiento a cada miembro del jurado.

Cuando fue el momento de recibir los premios, las nueve escuelas ganadoras fueron pasando una por una al escenario. En este momento se hizo entrega de los cheques que premian a cada una de ellas con un año de frutas para toda su institución durante todo el ciclo lectivo 2020. ¡Y se asegura sus jornadas saludables!

También se entregó un cheque a cada equipo válido por treinta kits escolares con temática frutal, donados por la empresa de útiles escolares AMOR, que acompañó a el concurso este año. Las mochilas gigantes, contenían en su interior carpetas súper cancheras, cartucheras de muchos colores, lápices, fibras y lapiceras… ¡Todo listo para arrancar las clases con muchas pilas el año que viene! Cada vez somos más los apasionados de la fruta. ¡Muchas gracias a esta empresa por ser aliados de lo saludable!

GANADORES INICIAL

GANADORES PRIMARIA

GANADORES SECUNDARIA

Cuando fue el momento de recibir los premios, las nueve escuelas ganadoras fueron pasando una por una al escenario. En este momento se hizo entrega de los cheques que premian a cada una de ellas con un año de frutas para toda su institución durante todo el ciclo lectivo 2020. ¡Y se asegura sus jornadas saludables!

También se entregó un cheque a cada equipo válido por treinta kits escolares con temática frutal, donados por la empresa de útiles escolares AMOR, que acompañó a el concurso este año. Las mochilas gigantes, contenían en su interior carpetas súper cancheras, cartucheras de muchos colores, lápices, fibras y lapiceras… ¡Todo listo para arrancar las clases con muchas pilas el año que viene! Cada vez somos más los apasionados de la fruta. ¡Muchas gracias a esta empresa por ser aliados de lo saludable!

GANADORES INICIAL

GANADORES PRIMARIA

GANADORES SECUNDARIA

Cuando todos estábamos esperando conocer a los ganadores… ¡Pausa activa! Los chicos de Eurínome tomaron el escenario para hacernos mover un poco el cuerpo, ya que así como la alimentación saludable es importante, también lo es el ejercicio, ¿y qué mejor que hacerlo de forma divertida? Aunque la coordinación no acompañó a nuestro público en esta jornada, debemos reconocer que nos divertimos mucho. Eurínome, como siempre, robando una sonrisa de nuestras caras.

Ahora sí, la hora de conocer los primeros puestos había llegado. Acompañados por el sonido de los redoblantes y el papel picado como símbolo del triunfo fueron anunciados los grandes ganadores del concurso: el Jardín Iceble de San Martín de los Andes (Neuquén) con su equipo “Los Investigadores”; en nivel primario, la Escuela Especial N°2103 “Dr. René Favaloro”, de Teodelina (Santa Fe), quienes participaron con el equipo “Frutas Especiales”. Por último, en nivel secundario ganó la escuela técnica N° 4-105 “Enore de Monte”, de General Alvear (Mendoza), ellos participaron con el equipo “Fruteando el club”. Las tablets de los ganadores fueron un regalo del Mercado de Concentración de Fisherton. ¡Gracias a ellos por hacer posible este premio!

Una vez finalizado el acto, mesas repletas de comida saludable esperaban listas para agasajar a los invitados. En el menú se destacaron las hamburguesitas veganas de colores, las tartitas caseras de humita, unos pequeños bowls con deliciosas ensaladitas de distintas variedades, y shots con bastoncitos para completar la carta. Todo el tiempo acompañaron nuestro menú los frutos secos de Tropical Argentina, y una amplia variedad de jugos con los sabores más ricos y refrescantes. ¡Delicioso! Era hora de alimentarse bien y picar algo rico porque unas horas más tarde comenzaría el itinerario de paseos, ¡y la energía no podía faltar!

Próximo destino: los puntos históricos de la Ciudad de Buenos Aires. Durante la siesta los chicos partieron desde Tropical Argentina hacía la famosa Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y un sol radiante acompañó para que el paseo sea excelente. Dos guías turísticas viajaron con los chicos y les señalaron los datos más importantes acerca de la historia de la ciudad de Buenos Aires. Cuando los equipos se bajaron del colectivo en Plaza de Mayo, la guía turística los llevó hacia la Catedral y por casualidad se toparon con el cambio de guardia. ¡Las caras de todos se llenaron de sorpresa ante este evento que no había sido planeado! En Plaza de Mayo hubo fotos por aquí y fotos por allá, hasta que llegó el momento de partir hasta el centro recreativo Club de Amigos a disfrutar de una rica merienda y una tarde de juegos.

En Club de Amigos, otro de los aliados del concurso, profes de educación física prepararon juegos para grandes y chicos. La premisa del club fue “juego limpio”, por lo que niños y adolescentes se dividieron en grupos para hacer distintos deportes y actividades colaborativas. La tarde cerró con una rica merienda saludable: yogurts, bananas, frutos secos y sándwiches fueron los protagonistas.

Caras felices, panzas llenas y energías recargadas dieron paso al final de la jornada. Con una sonrisa de oreja a oreja, chicos y docentes se despidieron e iniciaron la vuelta a casa.

“Queremos agradecer de corazón por cada uno de los detalles. Se nota que todo ha sido pensado, planeado y trabajado con muchísima anticipación. Sin lugar a dudas continuaremos con esta labor de incentivar una alimentación saludable. ¡Estamos muy contentas de haber participado de este concurso!”

Débora y Karina. Docentes del Jardín San Vicente de Paul. Pergamino.

“Queremos agradecer de corazón por cada uno de los detalles. Se nota que todo ha sido pensado, planeado y trabajado con muchísima anticipación. Sin lugar a dudas continuaremos con esta labor de incentivar una alimentación saludable. ¡Estamos muy contentas de haber participado de este concurso!”

Débora y Karina. Docentes del Jardín San Vicente de Paul. Pergamino.

NOS ACOMPAÑARON

NOS ACOMPAÑARON

¡No somos los únicos que queremos llenar de frutas las escuelas! Compartimos la pasión con todas estas organizaciones que nos ayudaron a llevar a cabo este concurso.