Es bueno que a la hora de realizar el afiche para el concurso estén bien preparados ¿Esto qué significa? Que tengan a mano información necesaria para que los ayude en el proceso de producción. Les compartimos algunos trucos y consejos: 

  1. Objetivo

Determinar lo que vamos a decir es tan importante como el mensaje en sí. Antes de empezar con la producción debemos tener en cuenta la finalidad del cartel, es decir, lo que queremos comunicar con el mismo. Les sugerimos optar por un camino y visualizar todas las formas posibles que existen para comunicarlo. No intenten expresar muchos puntos al mismo tiempo, ya que acabarán expresando un mensaje que no dice nada.

  1. Observación

Observar otros trabajos nos enriquece la mente y nos abre caminos a la creatividad. Un cartel original puede despertar diversas ideas, por eso debemos aprovechar la enorme fuente de inspiración que tenemos: Internet.

  1. Estructurar el mensaje

Acomodar el mensaje según una composición determinada. Pueden realizar un boceto para tener una primera impresión que grafique a simple vista donde ubicarían el título, la imagen y texto. Deben tratar de ubicarlos de forma organizada para que el mensaje se entienda y nos se sature y solape la información, teniendo en cuenta los espacios que ocuparía cada uno.

En fotografía y diseño, un truco bastante sencillo y que da buenos resultados es el que se basa en organizar las composiciones según la regla de los dos tercios, en el que el contenido ocupa dos tercios del espacio disponible y el tercio restante queda libre o sin información. Por ejemplo, se puede ocupar el espacio de contenido con los títulos, el resumen y datos principales y el tercio restante con la imagen del afiche.

  1. Elegir adecuadamente los colores

Para elegir los colores de los títulos y las imágenes que generarán el cartel, deben tomarse el tiempo necesario. Traten de evitar quitar protagonismo el uno con el otro. Pueden probar con tonalidades claras y títulos oscuros, o viceversa para que puedan verse claramente. Una sugerencia es colocar los títulos o textos dentro de un color para que resalten aún más.

  1. Uniformidad

La utilización de una gran paleta de colores y tipografías puede acabar jugando en nuestra contra. Para no caer en este error, existen determinadas paletas de colores que nos marcan cuáles son las gamas y tonalidades que conviven en armonía y generan impacto, manteniendo uniformidad. Utilizando los colores adecuados lograrán que el afiche gane personalidad.

No recomendamos utilizar varios tipos de fuentes (letras) en un mismo cartel ya que pueden distraer o hacer compleja la legibilidad del mismo.

 

 

Sobre el autor